A pesar de ofrecer beneficios en lo que respecta a productividad y rentabilidad, en términos de seguridad y gestión IT, el teletrabajo representa un desafío para las organizaciones. Las soluciones de infraestructura hiperconvergente (HCI) son clave para hacer frente a estos retos.

Poner en marcha este tipo de infraestructura permite que las empresas potencien el modelo VDI (Infraestructura de Escritorios Virtuales) y proporcionen a sus colaboradores un acceso seguro y fiable a sus recursos tecnológicos, independientemente del lugar desde el cual los empleados desempeñen sus funciones.

A qué llamamos Infraestructura Hiperconvergente

Se trata de un sistema integrado que combina conectividad de red, computación, virtualización y almacenamiento en un bloque unificado.

En los sistemas hiperconvergentes, los recursos de hardware de diferentes servidores están agrupados en clústeres que operan como una misma entidad y están unidos por un hipervisor y una capa de software compatible con la virtualización.

Esta capa abstrae los componentes de hardware subyacentes de un sistema HCI, creando una oferta de recursos compartidos que pueden emplearse para las diferentes cargas de trabajo.

La infraestructura hiperconvergente permite que las empresas puedan escalar, relocalizar e implementar sus aplicaciones y entornos IT de manera más efectiva, así como también disminuir costos, reducir la complejidad y obtener mayor agilidad.

Cómo impacta la HCI en el trabajo remoto

El 90% de los profesionales IT considera que el teletrabajo no es seguro. Sin embargo, el 92% de ellos sostiene que las ventajas del trabajo remoto superan a los riesgos.

Por eso, las empresas buscan tecnologías para resolver los diferentes problemas que puede plantear el empleo a distancia, como el bajo rendimiento de las aplicaciones virtualizadas, los riesgos de ciberseguridad y los inconvenientes en la gestión tecnológica.

La infraestructura de escritorio virtual (VDI) puede brindarles a los colaboradores acceso seguro a escritorios, aplicaciones y datos desde cualquier lugar y en prácticamente cualquier dispositivo.

No obstante, a menudo presenta desafíos, principalmente en lo que refiere al funcionamiento en silo, la dificultad para escalar recursos y la necesidad de contar con conocimiento especializado.

Adoptar una infraestructura hiperconvergente es una de las mejores estrategias para impulsar las soluciones de escritorio virtual que hacen posible el trabajo remoto.

De hecho, la combinación de HCI y VDI potencia ambos modelos, proporcionando diferentes ventajas:

Simplicidad

Las soluciones VDI están pensadas para gestionarse desde una plataforma central, mientras que las de HCI consolidan la informática, el almacenamiento y las redes en un bloque de construcción de gestión simple y unificada.

Además de implicar menor complejidad y menos componentes a instalar y actualizar, no requiere formación específica por parte del personal IT.

Escalabilidad

Al implementar una solución VDI basada en infraestructura hiperconvergente, las organizaciones pueden escalar su capacidad sin inconvenientes, incorporando miles de escritorios de manera sencilla y segura.

De esta forma, evitan el sobreaprovisionamiento y tienen la posibilidad de agregar recursos mientras mantienen su operatoria en un nivel óptimo de rendimiento.

Por otro lado, las mejores soluciones HCI proporcionan deduplicación y compresión en línea, funcionalidades que conservan el espacio sin afectar al rendimiento de la VDI. Esto reduce el costo por escritorio y posibilita ampliar la cantidad de desktops de manera simplificada.

Tiempo de implementación reducido

El tiempo necesario para implantar VDI en HCI suele medirse en días, mientras que las implantaciones que implican productos de varios proveedores pueden llevar semanas o meses. A su vez, el despliegue acelerado se traduce en una rentabilidad más veloz.

Eficiencia

A medida que aumenta el número de escritorios virtuales, las ralentizaciones del sistema pueden convertirse en un problema. Gracias a la deduplicación y a la compresión en línea siempre activas, la infraestructura hiperconvergente ofrece un rendimiento óptimo y predecible.

En lo que respecta a los trabajadores remotos, la implementación de VDI en HCI les permite acceder fácilmente a los recursos desde diversos dispositivos, establecer flujos de trabajo colaborativos y comunicacionales sólidos y contar con aplicaciones actualizadas.

Las ventajas de utilizar infraestructuras hiperconvergentes en infraestructuras de escritorio virtual son tan amplias que el 37% de los líderes digitales ven la HCI como una herramienta útil para modernizar infraestructura IT y el 36% de las empresas planea incorporarla en los próximos años.

Qué soluciones de HCI ofrece HPE

Para impulsar las operaciones de las organizaciones y ayudarlas a alcanzar su máximo potencial, Hewlett Packard Enterprise (HPE) ofrece diferentes soluciones para infraestructura hiperconvergente.

Servidores HPE ProLiant DL Gen10/Gen10 Plus/Gen11

Direccionados a las aplicaciones HCI, estos servidores cuentan con funcionalidades diversas, como compatibilidades con discos NVMe y memoria persistente Intel Optane.

Soluciones HCI de HPE GreenLake

Al basarse en el consumo, este recurso hace posible que las empresas accedan a la infraestructura mediante un modelo de pago por uso.

Además, se puede configurar tanto a nivel local, como en el extremo o en entornos cloud, incorporando los servicios operativos de HPE, HPE SimpliVity y HPE Alletra,

HPE SimpliVity

Esta es la solución HCI líder de la compañía, dado que integra almacenamiento, servicios de datos, computación y conectividad de red en una única unidad.

HPE SimpliVity usa técnicas de optimización de datos avanzadas (deduplicación, compresión y optimización), reduciendo el espacio que ocupan los registros y mejorando la eficiencia del almacenamiento. Además, incluye funcionalidades de seguridad de datos y recuperación ante desastres robustas y confiables.

Esperamos tu mensaje para contarte más sobre todas las posibilidades que ofrece la infraestructura hiperconvergente aplicada al trabajo remoto.