La infraestructura de escritorios virtuales ofrece numerosas ventajas para el trabajo remoto (gestión unificada, seguridad optimizada y la posibilidad de que los colaboradores usen sus propios dispositivos). No obstante, también presenta algunos retos, especialmente en lo que respecta a latencia, costos y compliance. HPE GreenLake para VDI permite hacer frente a estos desafíos.

Al adoptar esta herramienta de Hewlett Packard Enterprise, las organizaciones pueden combinar los beneficios de protección y rendimiento de una solución local, con la simplicidad y flexibilidad que caracterizan a los entornos cloud.

En este artículo, te contamos 5 razones por las cuales deberías implementar HPE GreenLake para Virtual Desktop Infraestructures.

Qué desafíos presenta la gestión de VDI

Si bien existe desde hace años, el teletrabajo gana terreno a medida que pasa el tiempo. De hecho, una encuesta de Upwork revela que el 57% de las empresas tiene previsto contratar a más trabajadores remotos en 2024.

Este escenario lleva a que cada vez más compañías deban implementar soluciones tecnológicas en la nube para brindarles a sus colaboradores acceso remoto a sus dispositivos de escritorio desde cualquier lugar. Virtual Desktop Infraestructre (VDI) es una de ellas.

Se trata de un modelo que aloja entornos de escritorio en un servidor centralizado, distribuyéndolos a los usuarios finales a fin de facilitar el acceso seguro y remoto a diferentes aplicaciones.

Gracias a este tipo de virtualización, los empleados no necesitan almacenar datos confidenciales de la empresa en un dispositivo personal que podría extraviarse, ser robado o manipulado con facilidad.

A pesar de las ventajas que presenta, la adopción de VDI en la nube no está exenta de retos, especialmente en lo que refiere a complejidad, escalado y costos.

·        Complejidad. En primer lugar, los proyectos suelen demorar meses —o incluso años— en pasar de la prueba de concepto a la producción. Además, diseñar una solución escalable que se amplíe a medida que se añadan recursos no es tarea sencilla y, si no se hace correctamente, los problemas a futuro no demorarán en aparecer.

Por otro lado, puede ser complicado equilibrar los requisitos de ancho de banda y capacidad entre servidores, sistemas de almacenamiento y redes para evitar cuellos de botella inesperados, y se necesitan diferentes herramientas para gestionar y supervisar los distintos recursos.

·        Mayor tiempo para obtener valor. La nueva infraestructura debe solicitarse cada 3 o 5 años e implementarse a lo largo del tiempo. Además, la solución no crece en tiempo real con la demanda, lo que obstaculiza la operatoria.

·        Experiencia de usuario deficiente. Para ser exitosa, cualquier iniciativa tecnológica debe tener en cuenta las expectativas de los usuarios. No obstante, es habitual que los proyectos VDI no cuenten con la participación de los usuarios en su etapa de desarrollo. De nada sirve un instrumento que ofrezca un alto rendimiento si no proporciona funcionalidades clave para quienes lo utilizan.

·        Costos iniciales elevados. La necesidad de contar con nuevo hardware y software con gastos de capital y solicitudes de presupuesto continuas encarece la puesta en marcha de la solución. Los sistemas de almacenamiento deben sobreaprovisionarse al inicio del proyecto a fin de garantizar que podrán admitir puestos adicionales en el futuro, lo que aumenta significativamente los costos iniciales.

Además, incluso sobreaprovisionándose, puede ser difícil para las empresas predecir cuándo el almacenamiento se convertirá en un cuello de botella. Esta situación provoca incidencias y gastos imprevistos de escalado y rediseño.

·        Mayor carga de trabajo para el personal IT. Los recursos del área deben destinar muchísimo tiempo a diseñar, adquirir, construir y operar toda la pila tecnológica. Esto hace que no puedan centrarse en iniciativas estratégicas para el negocio.

Por qué HPE GreenLake es el mejor aliado para gestionar infraestructuras de escritorios virtuales

HPE GreenLake para VDI potencia el trabajo remoto, proporcionando las ventajas de seguridad, rendimiento y cumplimiento de una solución de infraestructura de escritorios virtuales local con la simplicidad y flexibilidad de la nube.

Existen varias razones que hacen que elegir esta solución sea la mejor alternativa para gestionar infraestructuras de escritorios virtuales de cualquier tipo de organización.

Obtención de beneficios acelerada

Con HPE GreenLake, las compañías evitan las implementaciones “eternas”, obteniendo soluciones rápidas, preconfiguradas y listas para implementar.

Además, la solución de Hewlett Packard Enterprise mantiene la capacidad por delante de la demanda, eliminando los plazos extensos de compras de capital.

Ahorro económico

Ni costos iniciales elevados, ni desembolsos gigantescos de capital o sobreaprovisionamiento. La plataforma de HPE combina la seguridad y el rendimiento del entorno local, con los beneficios financieros de la nube.

¿Qué implica esto? Que se entrega como servicio bajo el modelo de pago por uso, con una factura mensual por consumo.

Escalabilidad

Gracias a esta solución, las empresas obtienen escalabilidad fluida y continua, lo que les permite responder rápidamente a las necesidades cambiantes del negocio.

De esta forma, pueden alinear el crecimiento con la demanda, sin dejar de lado las normativas de seguridad y cumplimiento para el entorno local.

Cumplimiento

La protección de datos es un asunto clave para las organizaciones, especialmente para los sectores productivos que deben cumplir regulaciones específicas sobre dónde se aloja y cómo se protege la información.

HPE GreenLake para VDI permite mantener las cargas de trabajo en el entorno local, lo que supone un mayor control en términos de cómo se almacenan y resguardan los registros.

Rendimiento

La solución resuelve el dilema de la distancia y la productividad. Así como los colaboradores que están en la oficina se encuentran cerca de los servidores que brindan la VDI, los escritorios virtuales de los usuarios de VPN remotos también se ubican junto a esta.

Esta característica no solamente proporciona mayor rendimiento, sino que permite un mejor control sobre el desempeño. Por ejemplo, aquellos usuarios que hacen un uso intensivo de gráficos pueden obtener el rendimiento que necesitan, independientemente de dónde estén localizados.

Con HPE GreenLake, las empresas pueden mantener sus cargas de trabajo on-premise, escalar de manera rápida y beneficiarse del modelo de pago por uso mensual. Y, como si esto fuera poco, liberar a su personal IT para que pueda centrarse en aspectos críticos del funcionamiento del negocio. Esperamos tu mensaje para revolucionar el trabajo remoto al interior de tu organización implementando esta solución.